Jul
03

2018

EL ARTE CALLEJERO NO ES UN DELITO



 

Hoy, se realizó un festival convocado por Músicos Organizados y otros colectivos de artistas y artesanos callejeros, frente a la legislatura porteña, en contra del nuevo código contravencional propuesto por el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

 

La implementación de este código significa que no va a ser necesario denunciar a los artistas previamente con nombre y apellido, juez o fiscal, sino que simplemente se necesitará una denuncia anónima. Sin embargo, sin la existencia de una denuncia, la policía podrá ir y detener a los artistas, multarlos, meterlos presos hasta 5 días, e incluso retener sus instrumentos. Además, este nuevo código plantea a la música callejera como “ruido molesto”.

“La única manera de tirar abajo esta legislación es con la movilización en la calle”, sentenció Adriana de los Santos, referente de Músicos Organizados, una organización que se formó hace 4 años para la defensa de los derechos laborales y gremiales de los músicos.

“Los músicos estamos en el último eslabón de la cadena de la precariedad laboral, pero sin embargo, hemos logrado conquistar el trabajo en espacio público. Ahora Larreta quiere sacarnos ese derecho, lo que no sucede en ningún lugar del mundo”, manifestó la referente de Músicos Organizados.

 

En el marco de la movilización, a pesar de que fue un festival donde cada uno de los artistas expresaban su arte, contamos con testimonios de músicos, artesanos y con el testimonio de Sergio Maldonado, hermano de Santiago,quien fue víctima de una desaparición forzada. Sergio se hizo presente para manifestarse en contra del nuevo código: “Esto es un derecho de las personas de poder expresarse en la calle, de poder transmitir música, arte y además es un medio económico, porque no todos tienen la posibilidad de ser artistas reconocidos”.

 

Dafne, escritora y artesana, evaluó con tristeza esta nueva reforma: “Quiero seguir haciendo esto, vivo de esto, amo hacer esto y no quiero que me lo prohíban, ya bastante difícil es tirar un paño en la calle o andar vendiendo ambulante para que nos lo hagan más complicado, todos tenemos derecho a trabajar.”

 

Julian, musico del subte y estudiante, expresó: “Esto ataca contra el arte callejero, quieren privatizar la cultura, y lo que hacen es quitar espacios de expresión cultural como es la calle y como lo son los centros culturales que también están afectados a esta política de ajuste…”.

 

El próximo martes 10 de julio, habrá una nueva asamblea y un festival para seguir luchando contra esta nueva reforma, ya que se tratará, en la Legislatura Porteña, su segunda comisión. Músicos, artesanos, escritores, pintores y demás artistas callejeros se harán presentes en esta nueva jornada.

Comments

comments